sábado, 29 de mayo de 2010

John Shepherd-Barron y el cajero automático

El pasado 15 de mayo fallecía en Escocia John Shepherd-Barron, inventor del cajero automático, a la edad de 84 años y tras una breve enfermedad.

Corria el año 1967 cuando, tumbado en la bañera, tuvo la idea de construir una máquina dispensadora de dinero. Me vino la idea de que debería haber una manera de obtener mi propio dinero en cualquier lugar del mundo o del Reino Unido. Me golpeó la idea de un dispensador de chocolate, pero reemplazando el chocolate por efectivocontaba Shepherd-Barron.

El primer cajero automático, creado a partir de su idea, se instaló en una sucursal de Barclays en el norte de Londres. La máquina detectaba la radioactividad del cheque impregnado en Carbono 14, utilizado por aquel entonces al no existir las tarjetas de plástico, y la cotejaba con un número de identificación personal (PIN) que fue de cuatro números en lugar de seis porque, según su esposa Caroline, era todo lo que podía recordar de una vez. “En la mesa de la cocina, me dijo que sólo podía recordar cuatro dígitos, y los cuatro dígitos se convirtieron en estándar mundial gracias a ella”, recuerda Sheperd-Barron.

Hoy hay casi dos millones distribuidos por todo el mundo. Su inventó simplificó la vida a millones de personas y consiguió que los usuarios pudieran disponer de dinero a cualquier hora y lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...