miércoles, 5 de mayo de 2010

La teja de Villamartín de Sotoscueva

Es una teja arábiga que fue encontrada en el tejado de una casa próxima a la ermita de Santa Marina en Villamartín de Sotoscueva. En su lomo tiene escritas cuatro estrofas (las 180, 106, 107, 108, por ese orden) del Poema de Fernán González, que no es historia, sino elaboración épica, más o menos basada en datos reales. La teja fue escrita y cocida hacia el año 1300, fecha muy próxima a la de la composión del poema. La única copia del códice de ese poema, guardada en la Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial, pertenece a las postrimerías del siglo XV, casi 200 años más tarde.

La estrofa 180 es parte de la oración del joven conde cuando se criaba en la montaña al lado de un carbonero. Ardía en deseos de salir de allí para ponerse al frente de los castellanos vejados por los musulmanes. Las tres restantes formaban parte de la Oración de los Agonizantes, rezada por los cristianos refugiados en las montañas (las Merindades, Cantabria,etc.) desde el año 711.

El mérito de esta teja consiste en que permite identificar al autor de algunas obras de la literatura medieval, hasta ahora anónimas, y también al del Poema Fernán González.

La teja de Villamartín fue descifrada y dada a conocer por José Hernando Pérez, quien ha escrito varios artículos de divulgación científica sobre la importancia de esta teja. Por si alguien tiene interés en profundizar en su estudio, aquí tiene dos referencias bibliográficas de este autor, que citamos dado su notable interés: Nuevos datos para el estudio del poema Fernán González, "Boletín de la Real Academia de la Lengua Española", 1986, pp 135-162; Hispano Diego García en la interpretación del óstrakon de Villamartín sobre el poema Fernán González, "Burguense" 36/1, 1995, pp 107-130


Fuente: www.villamartindesotoscueva.com
mv bmv

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...