martes, 25 de mayo de 2010

Tomando las de Villadiego

A unos 40 kilómetros al noroeste de Burgos está situada la localidad de Villadiego, fundada por el conde Don Diego Rodríguez Porcelos (Señor de Amaya), en la segunda mitad del siglo IX.

Cuenta la historia que esta población se denominó en su origen Las Siete Villas de Diego ya que existían en la antiguedad siete barrios (Barruelo, San Cristóbal, San Esteban, Tudanca de Arriba, Tudanca de Abajo, Mora y Villadiego) que acabaron juntándose hasta formar el actual municipio de Villadiego.

El dicho popular "Tomar las de Villadiego"
Si existe un dicho popular de origen español cuyo origen es controvertido es sin duda este que nos ocupa, pues los estudiosos no se ponen de acuerdo acerca de su procedencia.

Dejando a un lado otras explicaciones aceptables como que Villadiego era un personaje real que acompañó a Hernán Cortés, que en realidad son "las calzas de villariego" o que se debe a unas llamativas alforjas muy conocidas en toda Castilla que se confeccionaban antaño y de ahí el hecho de tomarlas para ir de viaje, yo (especialista en nada) me quedo con la más plausible que está relacionada con las persecuciones sobre los judíos en la Edad Media.

En Villadiego existía una importante comunidad hebrea que había obtenido privilegios gracias a Fernando III el Santo, prohibiendo prenderlos, siendo posible que se vieran obligados a llevar unas calzas amarillas como distintivo especial, convirtiéndose así Villadiego en ciudad refugio para los judíos a partir de entonces. Sea como fuere este dicho ha llegado hasta nuestros días con el significado de huir o salir corriendo súbitamente.

Las primeras referencias
"Apercíbete a la primera voz que oyeres a tomar las calzas de Villadiego" La Celestina.
"Puso pies en polvorosa y cogió las de Villadiego
" El Quijote.

Fuentes:

www.villadiego.com
exapamicron.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...