martes, 20 de julio de 2010

Bacalao al pil-pil. El nacimiento de un suculento plato

Corría el año 1836 y el bacalao era un artículo de consumo más entre la población bilbaína ya que al ser una plaza comercial de primer orden era un importante centro redistribuidor de este pescado en salazón. 

Un comerciante vizcaíno, Simón Gurtubay (Juan según otros), cambió el devenir gastronómico del bacalao en Bilbao. Solicitó a su proveedor que le enviase una cantidad de bacalao u otra. Según unas fuentes eran "20 ó 22 bacaladas" y según otras "100 ó 120 bacaladas". La cuestión es que no se cuidó de separar convenientemente ambas cantidades ni de acentuar la disyuntiva, a lo que el proveedor entendió la vocal como un cero más enviándole por error un pedido muchísimo mayor al solicitado.

Tras el disgusto inicial, el comerciante trató de hacer gestiones para vender parte de aquello en otras provincias del litoral cantábrico y en ello andaba cuando comenzó el segundo asedio carlista a la villa. Ante la escasez de alimentos esta remesa de bacalao ayudó a paliar la difícil situación de los bilbaínos y hizo de aquel comerciante un hombre rico, llegando a ser uno de los más importantes empresarios bilbaínos del siglo XIX.

Gracias a aquella remesa extra, a una buena provisión de aceite y al ingenio de los bilbaínos, el bacalao al pil-pil se convirtió en uno de los platos típicos de la excelente gastronomía vasca. 

Fuentes: www.bilbao.net  www.elcorreo.com  www.euskonews.com
+ Información: La receta de bacalao al pil-pil en YouTube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...