jueves, 5 de agosto de 2010

El milagro de Calanda

Al norte de la provincia de Teruel y en la carretera N-211 que une la capital con Alcañiz está situada la villa de Calanda, conocida entre otras cosas por el excelente melocotón (su cultivo se remonta a hace más de 30 años) y por ser el lugar de nacimiento del cineasta Luis Buñuel.

Otro de sus vecinos fue Miguel Juan Pellicer Blasco, nacido en marzo de 1617, el segundo de ocho hermanos pertenecientes a una humilde familia de labradores. A la edad de  veinte años cuando llevaba un carro cargado de trigo al molino fue arrollado, pasándole una rueda del carro sobre su pierna derecha, fracturándole la tibia en su parte central. En octubre de 1637 llega a Zaragoza donde se le amputa la pierna "cuatro dedos más debajo de la rodilla" y donde se ganaría la vida pidiendo limosna a las puertas de la Basílica del Pilar. 

En marzo de 1640 inicia su camino de retorno a casa. Después de una semana viajando en carro, en burra y a pie llega a Calanda. El 29 de marzo, tras una dura jornada de trabajo, Miguel se duerme a pesar del dolor que siente en su pierna amputada. Sobre las diez de la noche entran sus padres en la habitación percibiendo una "fragancia y olor suave no acostumbrados allí" y al acercarse lo encuentran durmiendo,  admirados al ver como le asomaban dos pies cruzados. Al principio el joven cojeó pues la pierna estaba entumecida, pero a las pocas horas comenzó a andar normalmente. 

El 2 de abril Miguel Andreu, notario de Mazaleón, levanta acta del suceso que rápidamente fue pregonado por toda la comarca y el resto del país. La autoridad eclesiástica dispuso un informe procesal en el que testificaron diversas personas, entre ellas el cirujano que había amputado la pierna, siendo reconocido el hecho como milagro el 27 de abril de 1.641. En el otoño del mismo año viaja a Madrid para ser presentado al Rey Felipe IV, el cual tiene la deferencia de besarle la pierna. El último vestigio de las fuentes manuscritas acerca de Miguel parece ser la inscripción en el libro de difuntos de la parroquia de Velilla de Ebro (Zaragoza) el 12 de septiembre de 1.647.
 
Cuarto Milenio - El Milagro de Calanda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...