martes, 19 de octubre de 2010

Cuenca. La ciudad paisaje

" Cuenca tiene algo de castillo, de convento y de santuario.
Cuenca, como pueblo religioso, estratégico y guerrero,
ofrece este aire de centinela observador...
Cuenca es un nido de águilas hecho
sobre una roca. "

Pio Baroja.
 
A modo de breve apunte histórico podemos decir que, conquistada por el rey Alfonso VIII en el año 1.177, la ciudad de Cuenca (palabra derivada del árabe Kunka) era, gracias a su situación militar, un emplazamiento defensivo perteneciente unas veces a los reinos moriscos de Sevilla y otras a los de Valencia. Bajo la protección del monarca castellano vive sus momentos de mayor desarrollo y esplendor hasta convertirse en el siglo XVI en un importante centro de industria textil. El hundimiento de esta industria provocado por la Guerra de la Independencia lleva a la ciudad a un proceso de declive general hasta que en la segunda mitad del siglo XIX resurgen las industrias tradicionales y la explotación de recursos madereros acompañados por una mejoría de las comunicaciones prolongando, este resurgir económico, en el siglo XX con la aparición de fábricas de resinas. Tras el paréntesis de la Guerra Civil y la posguerra, se produce el desplazamiento masivo a la parte baja de la ciudad estimulando así un crecimiento demográfico continuado hasta sumar en la actualidad la cifra de 55.866 habitantes (datos del censo de 2009).

Escultura y placa de Alfonso VIII en la Plaza Obispo Valero
El casco histórico de Cuenca, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.996, se alza orgulloso, sobre una escarpada roca caliza rodeada por los cauces de los ríos Júcar y Huécar. Uno de los emblemas más importantes de la ciudad son las Casas Colgadas que deben su nombre a estar, literalmente, colgadas sobre la hoz del río. Reformadas durante el siglo XX para adecuarse a nuevos usos, exhiben hoy sus renovadas e imponentes balconadas de madera.

Las famosas Casas Colgadas

Acercándose a la parte alta de la ciudad primero por el paseo del Huécar pasando después junto al puente de San Pablo (por el que podemos acceder al Convento del mismo nombre) y las Casas Colgadas, el viajero llega a la calle Obispo Valero (escultura de Alfonso VIII) donde se encuentra el Palacio Episcopal. Edificio de grandes proporciones, empezó a levantarse a principios del siglo XIII aunque en su interior se muestran claramente las diferentes fases de su construcción. De estilo neoclásico, el palacio ocupa hoy en día lo que fueron las casas del cabildo de la catedral y en una de sus alas podemos ver el Museo Diocesano Catedralicio.

Convento de San Pablo y Palacio Episcopal

Ya en la Plaza Mayor, eje central del casco histórico, y adosada al Palacio Episcopal se eleva la Catedral de Nuestra Señora de Gracia. De estilo gótico, fue el primer edificio que se comenzó a construir, tras la conquista de la ciudad, en el lugar donde se emplazaba la antigua alcazaba musulmana y es considerado una de las catedrales más singulares de España. En la misma plaza se erigen igualmente otras edificaciones como el Convento de las Petras o el Ayuntamiento que cuenta con dos fachadas y es poseedor, en su parte inferior, de tres arcos  por los que se accede a la ante plaza.

Catedral y Ayuntamiento

Escenario de las principales fiestas de Cuenca, la Plaza Mayor es también el punto de partida de cualquier recorrido. De visita imperdible también son sus estrechas callejuelas y el contraste de vivos colores de las fachadas de las casas como en la calle Alfonso VIII, por la que podemos descender hacia la parte moderna de la ciudad. Sin embargo, subiendo por la empinada calle San Pedro con casonas señoriales y conventos como el de las Carmelitas Descalzas a ambos lados, seguimos todo recto por la calle del Trabuco y llegamos hasta los escasos restos del antiguo castillo.  
Calle Alfonso VIII y Calle del Trabuco con arco y muralla del castillo al fondo

Este lugar, junto al Archivo Histórico Provincial, es un buen sitio desde donde sacar unas instantáneas acompañados por Fray Luis de León. Espero que este paseo por Cuenca, de la que seguro me quedan por ver muchas cosas (tan sólo tuve una tarde), os incite a visitarla a los que desconozcáis la ciudad y os traiga buenos recuerdos a quienes ya habéis paseado por sus calles.

Vistas panorámicas

Nota: Pinchar en las imágenes para ampliarlas.

+ Información: 
www.vercuenca.com


6 comentarios:

  1. Cuenca es una maravilla, con esos relieves calizos que parecen paisajes de otro mundo. Muy bonita la vista de las casas colgadas desde el puente que hay viniendo desde el Parador de turismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cayetano, las casas colgadas son el símbolo por excelencia y me encantaron aunque espero descubrir la próxima vez más cosas interesantes que deje atrás por alta de tiempo. Lo único que no me gustó tanto fue subir tanta cuesta pero el que algo quiere...

    ResponderEliminar
  3. Que buenos recuerdos me ha traído la lectura de tu artículo. La última vez que estuve en Cuenca aparque el coche cerca del puente de San Pablo, y entré en la ciudad cruzándolo. No sé si sucederá siempre, pero menudo ventarrón se siente al pasar. Llevaba una gorra, que de milagro no acabó en el fondo de la hoz. Una ciudad pequeña, que se visita bastante bien en un día. Al marchar conviene no olvidar llevar en la alforjas un poco de alajú y de resolí. Un saludo, Isma.

    ResponderEliminar
  4. De Cuenca no puedo opinar porque es una de las ciudades capital de provincia que no conozco y es una lástima, la verdad, porque presumo que tiene que ser preciosa. Me estás poniendo los dientes largos con tus fotografías y el texto que has colgado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola dlt: A pesar de que era junio cuando pasé por Cuenca hacia bastante aire, será una constante en la zona. Ah, no hay que dejar de probar los platos típicos como el zarajo. Un saludo.

    Hola Carmen: Lo bueno de internet es que puedes "conocer" lugares en los que no has estado, aunque sea un poco. Si te acercas por estos lares también te recomiendo la sierra de Albarracín, si es que no la conoces. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. El año pasado tuve la enorme suerte de visitar esa ciudad, y la verdad es que me enamoró. No puedo decir nada mas que eso, y en mi web esta la prueba de mi vista, con algunas fotos. Lastima que el tiempo no me acompañara. Os dejo el enlace: http://fotosdemisviajesjtm.jimdo.com/ciudades/castilla-la-mancha/cuenca/

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...