martes, 18 de enero de 2011

Palacio del Infantado de Guadalajara

Construido a finales del siglo XV por el arquitecto Juan Guas a instancias del segundo Duque del Infantado, don Iñigo López de Mendoza, este palacio refleja una magnifica combinación de estilos e influencias.

Pasados los grandes momentos de esplendor donde fue ampliado y reformado, mostrando así la incorporación del manierismo renacentista al gótico isabelino plasmado anteriormente, en el siglo XVII los duques se trasladan a Madrid quedando éste como residencia ocasional, cediéndolo finalmente en 1878 para que se instale el Colegio de Huérfanos de la Guerra.

Bombardeado el 1936, durante la Guerra Civil, quedó seriamente dañado y en ruinas hasta que en 1960 comenzaron las obras de rehabilitación finalizadas en 1972 y que dieron al Palacio del Infantado su imagen actual.


Su fachada está considerada una de las más bellas de los palacios renacentistas. Destacan en ella detalles góticos como la galería corrida de la parte superior acompañados por la estética mudéjar que se deja ver en las cornisas de mocárabes o en las puntas de diamante romboidales.


Atravesando la puerta principal sobre la que vemos el escudo de la familia Mendoza llegamos al Patio de los Leones, de dos alturas, donde encima de los arcos, apoyados en columnas de fuste retorcido en el piso alto y lisas en el bajo, apreciamos una abundante decoración de animales fantásticos que escoltan símbolos y frases que rememoran la grandeza de sus constructores.

+ Información: Turismo Castilla-La Mancha

5 comentarios:

  1. Una preciosidad. Parece un decorado para un cuento de hadas y princesas. Muy bonito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lo he visto al natural. Aunque fue muy dañado en la guerra, como dices, y no se cómo sería originalmente, puesto que también he leído alguna crítica a su restauración, lo cierto es que tal como está es precioso. Saludos Isma.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda, uno de los palacios de transición del Gótico al Renacimiento más bellos de España; uno que, no en vano, será protagonista de una de mis entradas dentro de unos meses si se cumplen mis previsiones. En Andalucía, en Baeza concretamente, tenemos otro que, salvando las distancias, guarda un cierto parecido con éste, el del Infantado. Se trata del palacio de Jabalquinto -supongo que lo conocerás-, de estilo Gótico Isabelino, otra joya...

    Muy interesantes la entrada y el blog. Gracias por invitarme a conocerlos y disfrutarlos.

    Que tengas una muy feliz velada. Recibe cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo ejemplo de nuestra mejor arquitectura. Me recuerda un poco al magnífico claustro de Monasterio de los Jerónimos en Lisboa, y su decoración al estilo Manuelino.
    Le recomiendo que visite este enlace donde verá una foto de este palacio allá por el año 1887 cuando aún no había sufrido los desastres de la guerra :
    http://www.uclm.es/ceclm/fotografia_hispanic/fotos/Casas_palacios/04.htm

    Un cordial saludo :-)

    ResponderEliminar
  5. Un palacio hermoso como pocos y que refleja el poder de los nobles en el período renacentista. Además, en este Palacio del Infantado se hospedaron grandes personajes y reyes, como Felipe IV o Carlos II. En él murió también la última reina de la Casa de Austria, doña Mariana de Neoburgo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...