sábado, 5 de marzo de 2011

El euskera, la llave de Guadalcanal

Tras la humillación de Pearl Harbor (diciembre de 1941), Estados Unidos debía recuperar la supremacía en el mar. Las transmisiones eran la clave y para eso echaron mano de idiomas que se hablaban en el seno de sus multirraciales tropas.

Transmisiones
El catedrático y escritor Daniel Arasa retrata en su libro Los españoles en la guerra del Pacífico cómo el mexicano hijo de vizcaínos Ernesto Carranza, teniente coronel del Ejército norteamericano, propuso y consiguió que se usara el euskera como idioma para las transmisiones y evitar así que los japoneses, al desconocerlo, pudieran entenderlo ni decodificarlo.

La idea de emplear el lenguaje paterno surgió en el cuartel de transmisiones de San Francisco, adonde en mayo de 1942 llegaron miles de reclutas entre los que se encontraban alrededor de 60 hijos de vascos que hablaban mal el castellano, tenían un regular inglés pero un buen euskera.

Después de varias pruebas se comprobó que los japoneses no entendían los mensajes por lo que se empleó cada idioma un día distinto de la semana con la intención de despistar al enemigo. El reparto que se realizó fue: lunes, euskera; martes, oswego, miércoles, iroqués; jueves shaishai; viernes, euskera; sábado, clave 2x2, domingo oswego. Primero se empleó para los convoys de carga que navegaban por el Pacífico evitando a los aviones y submarinos del imperio del sol naciente que tras Pearl Harbor dominaban el mar. Vista su efectividad, se siguió usando para el desembarco en Guadalcanal.
Fuente: guerramundial.info
El desembarco
Las órdenes eran redactadas en inglés pero posteriormente se traducían al euskera para transmitirlas al jefe de la flota, el almirante Chester Nimitz, y al resto de almirantes, Fleicher, Noyes, Turner y John Mc Cain (abuelo del que fuera rival de Obama en las últimas elecciones a presidente de Estados Unidos).

La primera orden concreta para el asalto se remitió el 1 de agosto de 1942, "Egon arretaz, X egunari" (atención al día X); ese día elegido era el 7 de agosto. A ésta le siguieron otras como "Gudari-talde asko 100.000" (las tropas japonesas ascienden a 100.000 hombres -cifra que luego se demostró ser muy exagerada-), "lurrepaira idarrepairaindartsuak" (poseen fuertes trincheras y fortificaciones) o "aurreta zuhaitzairi" (atención a las copas de los árboles). 

Pero el mensaje más relevante se emitió a las 2.30 de la madrugada de ese 7 de agosto de 1942, "Sagarra eragintza zazpi" (la operación manzana comenzará a las siete). Tras recibir estas palabras en euskera, miles de marines norteamericanos fueron desembarcados en la isla Tulagi y en Guadalcanal (Filipinas). Era la madrugada del 7 de agosto de 1942 y bajo un calor húmedo y sofocante comenzaba una de las batallas más sangrientas del Pacífico y que, a la postre, sería fundamental para reestablecer el dominio de Estados Unidos. Fue la primera victoria importante por parte de las fuerzas combinadas de los Aliados en el Pacífico además de un punto de inflexión, pasando de posiciones defensivas a ofensivas.

El diario Deia en abril de 1979, tras la muerte de Carranza, publicó un artículo sobre este teniente coronel en el que se explicaba que los primeros marines que desembarcaron en las playas de Tulagi fueron descendientes de vascos y de andaluces. Según explicaba, esta decisión se debía a que el comandante Francis Fletcher (que había sido agregado naval en España entre 1933 y 1936), propuso que dado el origen español de las islas Filipinas (a las que pertenecía Guadalcanal) "sería interesante que fueran las tropas de origen ibérico quienes asaltaran en primer lugar las tropas del desembarco". Al frente de ellos se encontraba Ernesto Carranza que explicó que de los 200 que tenía a sus órdenes, alrededor de 110 eran vascos y el resto andaluces.

4 comentarios:

  1. Ahora caigo por qué me has felicitado antes en euskera. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu visita!!! :)

    Tienes un gran trabajo en tu blog!!!

    Saludiños :)

    ResponderEliminar
  3. Caramba! Sabia lo del idioma de los indios, pero es la primera noticia que tengo de que también se hablo en la II guerra mundial el euskera. Siempre se aprende algo.
    Feliz fin de semana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "lurrepaira idarrepairaindartsuak" en realidad viene a significar básicamente algo así como: "tierra de grandes sufrimientos" y algo más de complemento.
      Es una hermosa oración anterior al batua que cuesta traducir por el carácter espiritual de aquellos aitites.


      X.Azkarate

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...