sábado, 16 de julio de 2011

Aneto - Esfera - Shuto

ETA golpeaba con fuerza y en algunos círculos parecía lógico pensar que en la lucha contra el terrorismo todo valía. Era junio de 1988, José Luis Corcuera dirigía el Ministerio del Interior y Emilio Alonso Manglano los Servicios Secretos españoles, cuando el Estado puso en marcha una operación cuyo nombre en clave fue “Aneto-Esfera-Shuto”. Concebida para ser ejecutada por una unidad de elite del CESID (actual CNI), consistía en hacer una incursión en Francia para secuestrar al dirigente etarra Josu Ternera.

La ejecución del plan pasaba por conseguir previamente una droga para reducir al secuestrado y que a la vez sirviera de suero de la verdad con el fin de hacer que revelasen detalles y planes de la organización.

Una vez adquirida la droga había que probarla. Miembros del CESID robaron tres vehículos para llevar a cabo, en los alrededores del barrio de Malasaña (Madrid), el secuestro de tres indigentes que servirían como conejillos de indias. Los dos primeros eran dos hermanos toxicómanos con los que hubo que recurrir a la violencia, teniendo que dejar a uno de ellos en un centro hospitalario. El tercero era un mendigo que resulto ser más dócil que los anteriores pero que terminaría falleciendo durante el ensayo.

La que acabaría llamándose también Operación Mengele, en referencia al siniestro Josef  Mengele y sus experimentos con seres humanos en los campos de exterminio nazis, resulto ser un rotundo fracaso. Sobra decir que Josu Ternera nunca fue secuestrado sino que fue detenido por la gendarmería francesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...